Dani Alcalà 

Biografía:
Nacido en 1976 en la ciudad de Barcelona, escribe fábulas cortas en las que se mezclan ideas antiguas con otras más actuales, partiendo de un estilo cercano a autores como Esopo, e incorporando en sus relatos hechos cotidianos de hoy en día como visitas al médico para revisar la vista o el uso del teléfono móvil.

Comparte:
EL FLAMENCO Y EL PATO

Un flamenco se posó en un estanque para descansar. Un pato, que lo vio venir, lo saludó:
- Hola amigo, ¿de dónde vienes?
- De los lagos que hay más allá de donde las montañas se juntan con las nieves - contestó el flamenco -; al otro lado del océano.
- Vaya - dijo el pato -. Si que has visto mundo.
El flamenco, viendo que tenía un espectador agradecido, se puso cómodo, y apoyándose sobre una pata, siguió:
- Pues sí, me extraña que no lo conozcas, pues allí también está lleno de patos.
- ¿De veras? ¿Y qué hacen allí los patos?
- Preguntar de dónde vengo.

El pato, viendo que ya estaba todo dicho, siguió nadando en busca de aguas más tranquilas.

Moraleja: No confundas la amabilidad con el halago.

93.75%

votos positivos

Votos totales: 16

Comparte:
LAS MARIPOSAS

Una mariposa hembra batía sus alas mostrando toda su belleza a quien pudiese mirar. Se posaba en una rama aquí y allá, grácilmente, aparentando ausencia de esfuerzo en sus movimientos, y de vez en cuando agachaba la cabeza intentando mostrar un falso rubor ante tanta exhibición de jovialidad por su parte.

Las demás mariposas hembra del bosque, mientras tanto, charlaban animosamente con las mariposas macho del lugar, intentando averiguar si podrían formar una familia.

Moraleja: El físico importa, pero poco te dice acerca de cómo es una persona.

92.86%

votos positivos

Votos totales: 14

Comparte:
DEJA QUE LOS DEMÁS HAGAN FOTOS...

Deja que los demás hagan fotos, que nosotros seremos el paisaje.

90.91%

votos positivos

Votos totales: 11

Comparte:
EL PATO EN EL ESTANQUE

Un pato se encontraba nadando junto a otros patos en un estanque, cuando de repente se giró y vio que nadie le seguía. Se entristeció y volvió hacia donde estaban los otros patos, que le preguntaron:
- ¿Por qué vuelves?
- Nadie viene conmigo - contestó el pato -.
- ¿Y qué has visto?
- No lo sé, os estaba buscando.

Moraleja: Disfruta de la vida, aunque estés solo.

82.75%

votos positivos

Votos totales: 690

Comparte:
LA BALLENA AZUL Y LA FOCA

Una ballena azul llevaba comidas unas 3 toneladas de crustáceos en un día, cuando una foca se le acercó y le dijo:
- Oye, deja algo para los demás.
- Yo como lo que necesito - replicó la ballena -.

Moraleja: No midas a todos por igual.

82.08%

votos positivos

Votos totales: 893

Comparte:
EL PASTOR Y EL LOBO

Un día se encontraba un joven pastor con sus ovejas en el monte, cuando de repente salió un lobo del bosque, y se lanzó a por una de ellas.
- ¡Señor lobo! - dijo el pastor -, no sea usted tan malvado, recién empiezo en el oficio y si vuelvo a casa con una oveja de menos, mi padre me dará una paliza.
- ¡Señor pastor! - dijo el lobo -, no sea usted tan ingenuo, recién vengo de estar una semana sin comer y si vuelvo a casa sin esta oveja, mis hijos seguirán llorando.

Moraleja: No intentes cambiar la naturaleza, adáptate a ella.

81.48%

votos positivos

Votos totales: 189

Comparte:
EL GATO Y EL PERRO

Un gato, que llevaba toda la vida viviendo en un piso junto a sus amos, descubrió de repente que había otros animales. Fue porque el vecino se compró un perro, que se coló por la terraza.
- Oye - dijo el intruso - ¿tú eres un gato?
- No sé - replicó el gato -, nunca he visto a uno.

Moraleja: Si no sabes quién eres difícilmente sabrás cómo reaccionar ante los demás.

81.23%

votos positivos

Votos totales: 261

Comparte:
EL OSO HORMIGUERO Y LAS ABEJAS

Un oso hormiguero irrumpió un día en un panal de abejas, en busca de comida. Recibió tantos picotazos que tuvo que salir corriendo de allí.

Moraleja: Si cambias tus hábitos alimentarios o haces dieta, infórmate bien acerca de las posibles consecuencias.

80.90%

votos positivos

Votos totales: 445

Comparte:
EL SALMÓN Y EL OSO

Un salmón subía por el río cuando se topó con un oso que iba cazando a otros salmones.
- Señor Oso - dijo el salmón -. Yo no soy como los otros salmones. Yo sólo subo el río porque me he dejado las llaves de casa. En cuanto las coja volveré a bajar hacia el mar. ¿Verdad que me dejará pasar sin problemas?
- Claro - dijo el oso -. Yo también me he dejado las llaves alguna vez y sé lo molesto que es. Pasa, que no te haré nada.
Y el salmón pasó. Y el oso se lo comió.

Moraleja: No trates a los demás como si fueran tontos, o te encontrarás con más de una sorpresa desagradable.

80.49%

votos positivos

Votos totales: 687

Comparte:
EL ÁGUILA Y EL CONEJO

Un águila que estaba volando se lanzó de repente hacia el suelo, creyendo haber visto un conejo. Pero una vez allí, se dio cuenta de que en realidad se trataba de un lobo, y tuvo que huir con dificultad y presa del pánico antes de ser cazada.

Moraleja: ¡Revisa tu vista de vez en cuando!

80.46%

votos positivos

Votos totales: 87

Desde el 1 hasta el 10 de un total de 55 obras de Dani Alcalà

Añade tus comentarios