Gabriel García Márquez 

EL AMOR SE HACE MÁS GRANDE...

El amor se hace más grande y noble en la calamidad.

75.00%

votos positivos

Votos totales: 4

Comparte:

SONETO CASI INSISTENTE EN UNA NOCHE DE SERENATAS

Quisiera una mujer de sangre y plata.
Cualquier mujer. Una mujer cualquiera,
cuando en las noches de la primavera
se oye a lo lejos una serenata.

Esa música es alma. Y aunque no fuera
verdad tanta mentira sería grato
el saber que su voz siempre retrata
el corazón de una mujer cualquiera.

Quiero querer con música. Y quiero
que me quieran con tono verdadero
Casi en azul y casi eternamente.

Será porque ese ritmo me arrebata,
o tal vez porque oyendo serenatas
me duele el Corazón musicalmente.

74.42%

votos positivos

Votos totales: 172

Comparte:

EL SECRETO DE UNA BUENA VEJEZ...

El secreto de una buena vejez no es otra cosa que un pacto honrado con la soledad.

73.91%

votos positivos

Votos totales: 23

Comparte:

LO ÚNICO QUE ME DUELE DE...

Lo único que me duele de morir, es que no sea de amor.

73.68%

votos positivos

Votos totales: 19

Comparte:

LA VIDA NO ES SINO UNA...

La vida no es sino una continua sucesión de oportunidades para sobrevivir.

72.73%

votos positivos

Votos totales: 44

Comparte:

SIEMPRE HE CREÍDO QUE LO MÁS...

Siempre he creído que lo más hermoso de la creación es una mujer hermosa.

71.43%

votos positivos

Votos totales: 7

Comparte:

EL DÍA QUE LA MIERDA TENGA...

El día que la mierda tenga algún valor, los pobres nacerán sin culo.

71.22%

votos positivos

Votos totales: 205

Comparte:

HAY QUE SER INFIEL PERO NUNCA...

Hay que ser infiel, pero nunca desleal.

69.23%

votos positivos

Votos totales: 39

Comparte:

EL AMOR ES TAN IMPORTANTE COMO...

El amor es tan importante como la comida. Pero no alimenta.

69.23%

votos positivos

Votos totales: 13

Comparte:

LOS CINCO CUENTOS CORTOS MÁS BELLOS DEL MUNDO: 4

Dos exploradores lograron refugiarse en una cabaña abandonada, después de haber vivido tres angustiosos días extraviados en la nieve. Al cabo de otros tres días, uno de ellos murió. El sobreviviente excavó una fosa en la nieve, a unos cien metros de la cabaña, y sepultó el cadáver. Al día siguiente, sin embargo, al despertar de su primer sueño apacible, lo encontró otra vez dentro de la casa, muerto y petrificado por el hielo, pero sentado como un visitante formal frente a su cama. Lo sepultó de nuevo, tal vez en una tumba más distante, pero al despertar al día siguiente volvió a encontrarlo sentado frente a su cama. Entonces perdió la razón. Por el diario que había llevado hasta entonces se pudo conocer la verdad de su historia. Entre las muchas explicaciones que trataron de darse al enigma, una parecía ser la más verosímil: el sobreviviente se había sentido tan afectado por su soledad que él mismo desenterraba dormido el cadáver que enterraba despierto.

66.67%

votos positivos

Votos totales: 6

Comparte:

Desde el 21 hasta el 30 de un total de 44 obras de Gabriel García Márquez

Añade tus comentarios