12 Poemas de Raúl Zurita 

EL DESIERTO DE ATACAMA (III)

i. Los desiertos de atacama son azules

ii. Los desiertos de atacama no son azules ya ya dime
lo que quieras

iii. Los desiertos de atacama no son azules porque por
allá no voló el espíritu de J. Cristo que era un perdido

iv. Y si los desiertos de atacama fueran azules todavía
podrían ser el Oasis Chileno para que desde todos
los rincones de Chile contentos viesen flamear por
el aire las azules pampas del Desierto de Atacama

83.33%

votos positivos

Votos totales: 12

Comparte:

CORDILLERAS (IV)

El frío es el alba de las pérdidas
amanecían gritando estos paisajes


i. Estamos enfermas gritaban las cordilleras congelándose en
sus alturas


i i. Estamos muy enfermas respondían las llanuras de la pradera
central traspasadas de frío como contestándoles a ellas


iii. Pero sabían que es el frío el maldito de las cordilleras y

que nada más que por eso se hubo de yacer junto a los Andes
hasta que la muerte nos helara con ellos desangrados en
vida frente al alba sólo para que revivan los paisajes

80.00%

votos positivos

Votos totales: 10

Comparte:

LAS PLAYAS DE CHILE (II)

Miren las playas de Chile
Hasta el polvo se ilumina
en esos parajes de fiesta


i. Las playas de Chile son una tiesta en sus ojos


ii. Por eso hasta el polvo que los cubría se hacía luz
en sus miradas benditos lavándose las mortajas


iii. Por eso la patria resplandecía levantándose desde el
polvo como una irradiada en las playas de sus ojos
relucientes para que hasta los sepultos puedan ver
la costa en que se festejaron cantando esos dichosos

66.67%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:

EL DESIERTO DE ATACAMA (II)

Helo allí, helo allí
suspendido en el aire
el desierto de atacama

I. Suspendo sobre el cielo de chile diluyéndose entre auras

II. Convirtiendo esta vida y la otra en el mismo Desierto de Atacama áurico perdiéndose en el aire.

III. Hasta que finalmente no haya cielo sino Desierto de Atacama y todos veamos entonces nuestras propias pampas fosforescentes carajas encumbrándose en el horizonte.

66.67%

votos positivos

Votos totales: 6

Comparte:

DIÁLOGO DE CHILE

Verás un mar de piedras
Verás margaritas en el mar
Verás un Dios de hambre
Verás el hambre
Verás figuras como flores
Verás un desierto
Verás el mar en el desierto
Verás tu odio
Verás un país de sed
Verás acantilados de agua
Verás nombres en fuga
Verás la sed
Verás amores en fuga
Verás el poco amor
Verás flores como piedras
Verás sus ojos en fuga
Verás cumbres
Verás margaritas en las cumbres
Verás un día blanco
Verás que se va
Verás no ver
Y llorarás

66.67%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:

LAS PLAYAS DE CHILE (III)

Vean las mecidas bajo el viento:
Chile entero resurgía como una
línea de pasto en el horizonte


i. Chile entero resurgía como una línea de pasto por
el horizonte


ii. Por eso las playas parecían mecerse como espigas
frente a ellos lejanas esparciéndose en el aire


iii. En que ni sus sueños supieron del resurgir de toda
la patria donde nosotros somos apenas una línea de
pasto meciéndose en el horizonte como espejismos
ante Usted por estos aires besando la costa que
Chile entero esparció iluminada bajo el viento

66.67%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:

LAS PLAYAS DE CHILE (IV)

Celestes clavaron esos cielos:
Usted era apenas el horizonte
en las playas de este calvario


i. Las playas de Chile fueron horizontes y calvarios:

desnudo Usted mismo se iba haciendo un cielo sobre esas
costas de nadie


ii. Por eso las cruces también se llamaron playas de Chile:
remando esos botes se acercaron a ellas pero sin dejar
estelas en el agua sino sólo el cielo que soñaron
celeste constelándose sobre esas miserias


iii. Por eso ni los pensamientos sombrearon las cruces de este
calvario donde es Usted el cielo de Chile desplegándose
sobre esas miserias inmenso constelado en toda
la patria clavándoles un celeste de horizonte en los ojos

66.67%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:

LA MARCHA DE LAS CORDILLERAS

i. Y allí comenzaron a moverse las montañas


ii. Estremecidas y blancas ah sí blancas son las heladas
cumbres de los Andes


iii. Desligándose unas de otras igual que heridas que se
fueran abriendo poco a poco hasta que ni la nieve
las curara


iv. Y entonces erguidas como si un pensamiento las
moviese desde los mismos nevados desde las mismas
piedras desde los mismos vacíos comenzaron su
marcha sin ley las impresionantes cordilleras de Chile

66.67%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:

CORDILLERAS (V)

Blancas son también las voces de los
que se fueron

Sí, blanco es el destino que se van
tragando estas montañas

(texto quiche)


i. De locura es el cielo de los nevados gemían marchando
esas voladas


ii. Imponentes albísimas sin dejar piedra ni pasto hasta
que todo fuera su blancura


iii. Pero no ni borrachos creyeron que la locura era igual
que los Andes y la muerte un cordillerío blanco frente a
Santiago y que entonces desde toda la patria partirían
extraños como una nevada persiguiéndoles la marcha

66.67%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:

EL HORROR CONTINÚA, LA DICTADURA CONTINÚA (A CAMILO CATRILLANCA)

El horror continúa: el asesinato de Camilo Catrillanca perpetúa todos los crímenes, los repite con mayor ferocidad en el pueblo mapuche.

¡Asesinos! ¡asesinos! ¡asesinos!

Presidente ¿cuántos les faltan por matar todavía?

Con este asesinato la democracia se transforma en una mascarada sangrienta, en un disfraz lleno de sangre, el estado de derecho es solo una careta que oculta y perpetúa a los criminales.

No hay democracia, no hay derecho, no hay justicia, solo hay crimen y horror. Frente al asesinato de un hombre esas palabras son obscenas, podridos escupitajos.

Solo hay crimen y horror.

Las bandas armadas del Comando “Jungla”, por este crimen dejaron de ser agentes del Estado para ser asesinos al servicio del Estado, y mil veces más asesinos que los asesinos que se cebaron con sangre en la dictadura.

¿A qué país quieren llevarnos los criminales, los sanguinarios? ¿Éste es el progreso? ¿Que las bandas armadas ataquen a las comunidades y asesinen a mansalva a los comuneros?

¿Es este el diálogo con la Araucanía ministro Moreno? ¿Es este su nuevo país presidente Piñera?

¿Solo sangre y más sangre? ¿Solo sangre y más sangre? ¿Solo sangre y más sangre?

Chile, levántate, no dejes que maten a tu gente.

Y ahora que se declare duelo nacional, que todos los edificios públicos pongan su bandera a media asta. Que el Congreso Nacional ponga su bandera a media asta y que los parlamentarios sesionen con crespones negros en sus brazos.

Que el rostro de Camilo este en todas las estaciones de metro, en la vallas publicitarias, en las salas de embarque de los aeropuertos.

Que su rostro de 24 años cubra el horizonte.

50.00%

votos positivos

Votos totales: 2

Comparte:

Desde el 1 hasta el 10 de un total de 12 Poemas de Raúl Zurita

Añade tus comentarios