Víctor Hugo 

ES UNA COSA BASTANTE REPUGNANTE EL...

Es una cosa bastante repugnante el éxito. Su falsa semejanza con el mérito engaña a los hombres.

75.00%

votos positivos

Votos totales: 4

Comparte:

TODO PODER ES DEBER

Todo poder es deber.

75.00%

votos positivos

Votos totales: 4

Comparte:

CUANTO MÁS PEQUEÑO ES EL CORAZÓN...

Cuanto más pequeño es el corazón, más odio alberga.

75.00%

votos positivos

Votos totales: 4

Comparte:

LOS CUARENTA SON LA EDAD MADURA...

Los cuarenta son la edad madura de la juventud; los cincuenta la juventud de la edad madura.

75.00%

votos positivos

Votos totales: 4

Comparte:

TODO RECOBRA NUEVA VIDA CON LA...

Todo recobra nueva vida con la luz y el amor. ("La mujer caída")

75.00%

votos positivos

Votos totales: 4

Comparte:

MI ALMA TIENE MÁS FUEGO QUE...

Mi alma tiene más fuego que vosotros ceniza. Mi corazón tiene más amor que vosotros olvido. ("Plenitud")

75.00%

votos positivos

Votos totales: 4

Comparte:

¡QUE LA SOMBRA DEL DOLOR NO...

¡Que la sombra del dolor no nuble tu faz radiante!. El himno más palpitante es el himno del amor. ("¡Ven!. En la pradera en flor")

75.00%

votos positivos

Votos totales: 4

Comparte:

LOS OJOS NO PUEDEN VER A...

Los ojos no pueden ver a Dios, sino a través de las lágrimas.

75.00%

votos positivos

Votos totales: 4

Comparte:

LA MELANCOLÍA ES LA FELICIDAD DE...

La melancolía es la felicidad de estar triste.

75.00%

votos positivos

Votos totales: 4

Comparte:

LIBERTAD, IGUALDAD, FRATERNIDAD

Ya la guerra y sus horrores
sólo a los pueblos halaga,
y es en vano que Dios haga
las estrellas y las flores.

Ni las rosas, ni los nidos,
ni del cielo la voz pura,
nada enfrena la locura
de sus pechos pervertidos.

La victoria es nuestro amor,
combatir, nuestra costumbre,
y tiene la muchedumbre
por sonaja el atambor.

Como a sus quimeras cuadre,
bajo su carro la Gloria
huella como a vil escoria
a los niños y a la madre.

Matar, morir, es el fin
de nuestra ventura loca,
y llevar sobre la boca
el cerquillo del clarín.

Todo el campo es humo y luz,
la grita, el furor se extienden,
los pechos todos se encienden
al fuego del arcabuz;

Y ello, siempre por tiranos
que, si acaso se os entierra,
mientra os pudrís bajo tierra
estarán de besamanos,

O cuando en profano insulto
los chacales y los cuervos
bajen á saciarse acerbos
en vuestro cuerpo insepulto.

Pueblo ninguno tolera
a otro pueblo por vecino,
y en nuestro pecho mezquino
se insufla pasión artera.

¿Es ruso? ¡Fuego nutrido!
¿Húngaro? ¡Fuego, es muy justo!
¿Porqué hay quien lleva su gusto
hasta usar blanco el vestido?

¿Otro aquí? Démosle fin
y llenamos un deber:
tuvo el crimen de nacer
a la derecha del Rin.

¡Rosbach! ¡Waterloo! ¡Venganza!
Ebrio el hombre de demencia,
sólo tiene inteligencia
para el mal y la matanza.

La fuente á beber convida,
a orar el cielo estrellado,
a amar y soñar el prado:
es mejor ser fratricida.

¡Fuego! ¡sangre! ¡destrucción!
Se saltan montes y llanos:
el pavor crispa las manos
en las crines del bridón.

Y en tanto, el alba clarea…
¡Oh! ¡mucho me admira, a fe,
que oído al odio se dé
cuando la alondra gorjea!

74.42%

votos positivos

Votos totales: 129

Comparte:

Desde el 21 hasta el 30 de un total de 40 obras de Víctor Hugo

Añade tus comentarios