William Shakespeare 

Biografía:
Nació (cerca del 26 de abril de 1564) y murió (23 de abril de 1616) en Stratford-upon-Avon, Warwickshire (Reino Unido) a la edad de 52 años. Está considerado como el escritor más importante en lengua inglesa de la historia, y se le conoce sobretodo por sus fabulosas obras de teatro, entre las cuales destacan Romeo y Julieta, Hamlet, Macbeth, Otelo, El rey Lear o El sueño de una noche de verano. En el campo de la poesía se especializó en componer sonetos líricos. Fue el tercero de ocho hermanos, se casó a los 18 años de edad y tuvo tres hijos. Hay quien sostiene que su nombre obedece a un alias perteneciente a otro escritor, basándose en hechos poco concretos como que las obras son más propias de una persona refinada y culta que de alguien que provenía del mundo rural. Sea como fuere, hemos heredado sus obras, y estas siguen siendo representadas en los mejores teatros de todo el mundo, y así será durante mucho tiempo ya que Shakespeare es, en pocas palabras, un genio inmortal.

¿A UN DÍA DE VERANO COMPARARTE? (Fragmento)

Vivirás mientras alguien vea y sienta
y esto pueda vivir y te dé vida.

81.30%

votos positivos

Votos totales: 123

Comparte:

LAS HORAS QUE GENTILES COMPUSIERON...

Las horas que gentiles compusieron
tal visión para encanto de los ojos,
sus tiranos serán cuando destruyan
una belleza de suprema gracia:

porque el tiempo incansable, en torvo invierno,
muda al verano que en su seno arruina;
la savia hiela y el follaje esparce
y a la hermosura agosta entre la nieve.

Si no quedara la estival esencia,
en muros de cristal cautivo líquido,
la belleza y su fruto morirían

sin dejar ni el recuerdo de su forma.
Mas la flor destilada, hasta en invierno,
su ornato pierde y en perfume vive.

81.01%

votos positivos

Votos totales: 79

Comparte:

LAS HERIDAS QUE NO SE VEN...

Las heridas que no se ven son las más profundas.

80.94%

votos positivos

Votos totales: 619

Comparte:

CUANDO HOMBRES Y FORTUNA ME ABANDONAN...

Cuando hombres y Fortuna me abandonan,
lloro en la soledad de mi destierro,
y al cielo sordo con mis quejas canso
y maldigo al mirar mi desventura,

soñando ser más rico de esperanza,
bello como éste, como aquél rodeado,
deseando el arte de uno, el poder de otro,
insatisfecho con lo que me queda;

a pesar de que casi me desprecio,
pienso en ti y soy feliz y mi alma entonces,
como al amanecer la alondra, se alza
de la tierra sombría y canta al cielo:

pues recordar tu amor es tal fortuna
que no cambio mi estado con los reyes.

80.70%

votos positivos

Votos totales: 114

Comparte:

COMO UN PADRE DECRÉPITO DISFRUTA...

Como un padre decrépito disfruta
al ver de su hijo las empresas jóvenes,
así yo, mutilado por la suerte,
en tu lealtad y mérito me afirmo.

Pues sea la hermosura o el linaje,
el poder o el ingenio, uno o todos,
quien te corone con mejores títulos,
yo incorporo mi amor a esa riqueza.

Ni pobre ni ofendido soy, ni inválido,
que basta la substancia de tu sombra
para colmarme a mí con su opulencia,
y de una parte de tu gloria vivo.

Busca, pues, lo mejor: te lo deseo;
seré feliz diez veces, si lo hallas.

80.67%

votos positivos

Votos totales: 119

Comparte:

CUANDO EN SESIONES DULCES Y CALLADAS...

Cuando en sesiones dulces y calladas
hago comparecer a los recuerdos,
suspiro por lo mucho que he deseado
y lloro el bello tiempo que he perdido,

la aridez de los ojos se me inunda
por los que envuelve la infinita noche
y renuevo el plañir de amores muertos
y gimo por imágenes borradas.

Así, afligido por remotas penas,
puedo de mis dolores ya sufridos
la cuenta rehacer, uno por uno,
y volver a pagar lo ya pagado.

Pero si entonces pienso en ti, mis pérdidas
se compensan, y cede mi amargura.

80.25%

votos positivos

Votos totales: 157

Comparte:

LA JUVENTUD AÚN CUANDO NADIE LA...

La juventud aún cuando nadie la combata, halla en sí misma su propio enemigo.

80.00%

votos positivos

Votos totales: 5

Comparte:

LLORAMOS AL NACER POR TENER QUE...

Lloramos al nacer por tener que entrar en este gran escenario de locos.

80.00%

votos positivos

Votos totales: 5

Comparte:

DE LO QUE TENGO MIEDO ES...

De lo que tengo miedo es de tu miedo.

80.00%

votos positivos

Votos totales: 5

Comparte:

DERROCHE DEL ESPÍRITU EN VERGÜENZA...

Derroche del espíritu en vergüenza
la lujuria es en acto, y hasta el acto
perjura, sanguinaria, traidora,
salvaje, extrema, cruel y ruda:

despreciada no bien se la disfruta,
sin mesura anhelada, y ya alcanzada,
odiada sin mesura, cual un cebo
que desquicia al incauto que lo traga.

Desquicio los suspiros, los abrazos,
los gemidos del antes y el durante,
júbilo al gozar, después penuria,
promesa de alegría, luego un sueño.

Lo saben todos, pero nadie sabe
cerrar el cielo que lleva hasta ese infierno.

79.52%

votos positivos

Votos totales: 83

Comparte:

Desde el 11 hasta el 20 de un total de 44 obras de William Shakespeare

Añade tus comentarios