Dani Alcalà 

Biografía:
Nacido en 1976 en la ciudad de Barcelona, escribe fábulas cortas en las que se mezclan ideas antiguas con otras más actuales, partiendo de un estilo cercano a autores como Esopo, e incorporando en sus relatos hechos cotidianos de hoy en día como visitas al médico para revisar la vista o el uso del teléfono móvil.

LOS CABALLOS

Un caballo salvaje se encontró con uno domesticado y tuvieron una conversación:
- Oye, estoy harto de tener que ir a buscar comida cada día, tú eres afortunado y te la dan.
- ¡Tú si que eres afortunado, que puedes ir en busca de todas las yeguas que quieras!

En estas, salió de su casa el granjero y dijo:
- Os he estado escuchando, y creo que lo mejor es que cambiéis vuestro papel. A partir de hoy me quedo con el caballo salvaje mientras que a ti te libero.

- ¡No hombre, por Dios! - replicaron ambos caballos a la vez -. ¿Cómo íbamos a poder adaptarnos si ya somos adultos?

Moraleja: El miedo al cambio siempre encuentra buenas razones.

75.68%

votos positivos

Votos totales: 111

Comparte:

EL ALCE, EL ÁRBOL Y LA ROCA

Estaba un alce afilando sus astas contra un árbol, cuando el árbol empezó a quejarse:
- Maldito alce, ¿por qué no te aprietas contra la roca?. Me estás haciendo daño y no puedo huir a ninguna parte. La roca por lo menos está muerta.
En estas que la roca alzó la voz:
- Árbol loco, no envíes tus males a los demás y resuelve tus problemas directamente con el alce. A mí tampoco me haría ninguna gracia que viniese a frotarse conmigo, y sí, quizá yo no sea un ser vivo, pero llevo aquí más años que todos vosotros juntos así que respetadme a mí también.

Moraleja: La naturaleza es un bien que hay que preservar, todo está ahí por algo.

75.56%

votos positivos

Votos totales: 135

Comparte:

LOS DOS CONEJOS

Dos conejos se encontraban jugando y saltando cerca de su madriguera, cuando de repente se oyó un disparo a lo lejos.
- Vienen a por mí - dijo uno de ellos -.
- ¿A por ti?. No, ¡vienen a por mí!
Y salieron corriendo.

Moraleja: No te des tanta importancia, no eres el centro del universo.

74.70%

votos positivos

Votos totales: 83

Comparte:

LA PALOMA Y EL JOVEN

Una paloma, que caminaba por la barandilla de la terraza de un joven, se quedó quieta observando.
- ¡Eh! - gritó la paloma -. ¿Qué haces metido en este piso, que no sales en toda la tarde?
El joven, atónito, respondió a la paloma:
- ¿Y a ti qué te importa?. Estoy chateando y viendo la tele.
- Nada, nada - siguió la paloma -, a mí me da igual, pero yo de ti quitaría toda esta ropa del tendedero, porque está empezando a llover.

Moraleja: Que la tecnología no te abstraiga del mundo en el que vives.

73.68%

votos positivos

Votos totales: 95

Comparte:

DEJA QUE LOS DEMÁS HAGAN FOTOS...

Deja que los demás hagan fotos, que nosotros seremos el paisaje.

73.68%

votos positivos

Votos totales: 19

Comparte:

LA LLAMA Y EL TURISTA

Una llama se encontraba en el Machu Picchu pasando la tarde, cuando se acercó un turista a hacerse una foto con ella.
- Hola, dijo la llama, veo que te intereso, deja que te hable un poco sobre mí.
- Perdona - contestó el turista -, pero es que no tengo tiempo, el autocar sale en seguida, tan solo quiero la foto para recordar que estuve aquí.

Moraleja: ¿Acumulas experiencias o acumulas fotos?

73.08%

votos positivos

Votos totales: 26

Comparte:

EL HOMBRE Y LA MADRIGUERA

Un hombre andaba con un palo por el monte con su novia. De repente vio una madriguera, y para hacerse el interesante dijo:
- Meteré el palo en ese agujero, ya verás como vemos algún conejo.
Y así, procedió con su maniobra. Al instante salió de la guarida una mofeta, que dejó ir sus pestilentes efluvios en la cara del insensato.

Moraleja: Si no sabes lo que estás haciendo, por lo menos sé prudente.

72.97%

votos positivos

Votos totales: 37

Comparte:

EL JABALÍ Y EL GATO

Estaba un jabalí buscando comida entre la basura, cuando de repente molestó a un gato, al confundirlo con una lata. El gato montó en cólera y le soltó un arañazo en un ojo. El jabalí, presa del pánico salió corriendo hacia donde estaban sus amigos.
- No os lo vais a creer - les dijo -. Hay latas asesinas.

Moraleja: No te creas todo lo que se cuenta.

71.88%

votos positivos

Votos totales: 32

Comparte:

EL LEÓN MARINO Y EL PINGÜINO

Estaba un león marino en el polo norte estirado tranquilamente en un trozo de hielo, cuando de repente un pingüino se sentó a su lado.
- ¿Pero qué haces incauto? - dijo el león - ¿no ves que te puedo comer?
- Se me ha quedado el móvil sin batería - replicó el pingüino, sin ni siquiera levantar la cabeza -.

Moraleja: Presta atención a tu alrededor, tus pequeños problemas no son nada comparados con el mundo.

71.43%

votos positivos

Votos totales: 42

Comparte:

LA PULGA Y EL PERRO

Estaba una pulga paseando por el lomo de un perro, y mientras tanto este se rascaba, intentando librarse de ella. En estas que la pulga se dirigió al perro:
- Oye perro, hagamos un trato. Sé que te estoy molestando y que te pica todo el cuerpo, pero al rascarte no me dejas descansar. Por el bien de ambos te propongo lo siguiente: no molestarte por el día, para que puedas dormir. A cambio tú no te rascas por la noche, y así me dejas descansar a mí.
- ¿Y por qué no lo hacemos al revés? - replicó el perro -. Tú me dejas dormir por la noche y yo te dejo dormir por el día.
La pulga pensó un instante y contestó:
- No, no, yo quiero poder dormir por la noche.
- ¡Pues yo también! - zanjó el perro -. Y siguió rascándose.

Ninguno de los dos cayó en la cuenta de que podrían haber acordado dormir ambos por la noche sin molestarse al estar en calma.

Moraleja: Piensa antes de hablar, ¡pero también después de haber hablado!

70.83%

votos positivos

Votos totales: 24

Comparte:

Desde el 31 hasta el 40 de un total de 54 obras de Dani Alcalà

Añade tus comentarios