Juan Ramón Jiménez 

LA SOLEDAD ERA ETERNA Y EL...

La soledad era eterna y el silencio inacabable. Me detuve como un árbol y oí hablar a los árboles. ("Árboles hombres")

66.67%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:

YO NO SÉ CÓMO SALTAR DESDE...

Yo no sé cómo saltar desde la orilla de hoy a la orilla de mañana. ("Jardín")

66.67%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:

LOS SOLES QUE TU VERÁS SERÁN...

Los soles que tu verás, serán los soles ya vistos; yo veré los soles nuevos que sólo enciende el espíritu. ("Lejos tú, lejos de ti")

66.67%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:

¡QUÉ GOCE TRISTE ÉSTE DE HACER...

¡Qué goce triste éste de hacer todas las cosas como ella las hacía!. ("Qué goce triste este")

66.67%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:

EN LA SOLEDAD NO SE ENCUENTRA...

En la soledad no se encuentra más que lo que a la soledad se lleva.

66.67%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:

QUÉ TRISTE ES AMARLO TODO SIN...

Qué triste es amarlo todo sin saber lo que se ama!

66.67%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:

EN LA ARDENTÍA DEL PLACER ME HAS DESNUDADO

En la ardentía del placer me has desnudado
todo: tus senos tibios, dulces como la muerte,
tus brazos imprevistos con sus hierbas de luto,
la misteriosa pesadilla de tu vientre…

El placer ha sentido todo, bajo sus manos,
bajo sus labios, bajo sus fantasías, entre
la locura sin nombre de todos los ardores
un fuego de colores en un fuego de fiebres.

Luego, un pudor que torna de tu inocencia antigua
te hace, si te sonrío, rojecer levemente
y te arreglas tus faldas y te guardas tus pechos
confusa, con un aire dulce y adolescente.

65.00%

votos positivos

Votos totales: 20

Comparte:

LAS ROSAS PALPITABAN ENCIMA DE TUS SENOS

Las rosas palpitaban encima de tus senos
duros. Como una flora de las blancas batistas
que tus brazos rosaban cálidamente llenos,
los encajes tentaban con carnes entrevistas

¡Qué cándida lujuria en tus bucles con lazos
rojos! ¡Oh, tus mejillas, mates como jazmines,
bajo la llama negra de los hondos ojazos
sobre la pasión cálida de las rosas carmines!

Ibas hacia la vida con todo tu tesoro
intacto… Me mandaste tus pájaros de amores…
¡y te besé, temblando, tu alegría de oro
con un miedo doliente de poner tristes tus flores!

64.29%

votos positivos

Votos totales: 14

Comparte:

ROSA CON CARA

¿Qué mejor oración, qué mayor ansia?

¡Sonreír a la rosa de la mañana;
dejarnos contra ella, rosa con cara;
entrarnos su alma fresca en nuestra alma!

¿Poder tenerlo todo por su fragancia?

64.29%

votos positivos

Votos totales: 42

Comparte:

EL ÁRBOL

Yo te mordí tu raíz
¡Qué alta se fue tu flor!

Tu pecho entre los dos.

Tu flor, temblando, te olí.
¡Cómo tu raíz se hundió!

Tu pecho entre los dos.

63.64%

votos positivos

Votos totales: 22

Comparte:

Desde el 31 hasta el 40 de un total de 50 obras de Juan Ramón Jiménez

Añade tus comentarios