50 Frases de Paulo Coelho 

UN NIÑO SIEMPRE PUEDE ENSEÑAR TRES...

Un niño siempre puede enseñar tres cosas a un adulto: a ponerse contento sin motivo, a estar siempre ocupado con algo y a saber exigir con todas sus fuerzas aquéllo que desea.

66.67%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:

DIOS ES EL MÍSMO AUNQUE TENGA...

Dios es el mísmo, aunque tenga mil nombres; pero tienes que escoger uno para llamarlo.

66.67%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:

DIOS ES EL MÍSMO AUNQUE TENGA...

Dios es el mísmo, aunque tenga mil nombres; pero tienes que escoger uno para llamarlo.

66.67%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:

TODOS LOS DÍAS DIOS NOS DA...

Todos los días Dios nos da, junto con el sol, un momento en el que es posible cambiar todo lo que nos hace infelices.

66.67%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:

TODOS LOS DÍAS DIOS NOS DA...

Todos los días Dios nos da, junto con el sol, un momento en el que es posible cambiar todo lo que nos hace infelices.

66.67%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:

SÓLO QUIEN ES FELIZ PUEDE REPARTIR...

Sólo quien es feliz puede repartir felicidad.

66.67%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:

DE NADA SIRVE COMPRENDER EL UNIVERSO...

De nada sirve comprender el universo entero cuando se está solo.

66.67%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:

NO EXISTE AMOR EN PAZ SIEMPRE...

No existe amor en paz. Siempre viene acompañado de agonías, éxtasis, alegrías intensas y tristezas profundas.

66.67%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:

NO TENÍA MIEDO A LAS DIFICULTADES...

No tenía miedo a las dificultades: lo que la asustaba era la obligación de tener que escoger un camino. Escoger un camino significaba abandonar otros.

66.67%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:

QUIERO CREER QUE VOY A MIRAR...

Quiero creer que voy a mirar este nuevo año como si fuese la primera vez que desfilan 365 días ante mis ojos.

61.54%

votos positivos

Votos totales: 13

Comparte:

Desde el 41 hasta el 50 de un total de 50 Frases de Paulo Coelho

Añade tus comentarios